jueves, 19 de febrero de 2015

EL TORO DE OSBORNE I


Creo que en España no hay nadie que, cuando viaja por carretera, no se haya topado con la silueta del toro de Osborne y al verla no le haya dicho a su acompañante “¡Mira, el toro!”. Y es que lo que en principio fue un simple anuncio de carretera se ha convertido con el paso de los años en un icono fácilmente reconocible por todos. ¡Todo un éxito de su diseñador!

Toro en Cabezas de San Juan   Foto:  Grez


















Su origen se remonta al año de 1956 cuando el Grupo Osborne encarga a la empresa Azor Publicidad el diseño de una valla publicitaria para publicitar en las carreteras el coñac Veterano. El dibujante y director de la agencia, Manuel Prieto Benítez, propone la figura de un toro bravo que, con algunas pequeñas modificaciones, es la que actualmente puede verse.

Las primeras vallas eran de madera, medían unos cuatro metros de altura y empezaron a instalarse en 1958. Posteriormente, dado que los agentes meteorológicos dañaban la madera éstas empezaron a construirse en chapa de acero aumentándose su altura hasta los siete metros. En 1962 se incrementó su altura hasta casi los catorce metros dado que tuvieron que separase de la carretera por un cambio de normativa. Por aquella época los toros tenían un rotulo con la palabra VETERANO en letras blancas.

Toro en las carreteras de México.   Foto:  Ricaardo R.
En 1988 un cambio en la Ley de Carreteras obliga a eliminar el rótulo publicitario y en 1994 el Reglamento General de Carreteras se ordena que todos los toros sean desmontados. La presión popular consigue su indulto que fue ratificado en Diciembre de 1997 por el Tribunal Supremo debido al “interés estético o cultural”. Incluso fue declarado por el Congreso de los Diputados “patrimonio cultural y artístico de los pueblos de España”.

Además este toro está también presente en las carreteras mexicanas (pronúnciese con j por favor, que con x solo lo dicen los gringos y los cursis) Allí luce en su lomo la palabra Magno y Osborne, unas veces con letras rojas y blancas y otras con letras blancas y rojas.

Hasta aquí un poco de historia de los orígenes y desarrollo del toro de Osborne. Veamos ahora como es en la realidad.

La silueta del toro tiene una altura total de unos 14 metros, que viene a ser lo misma que la de un edificio de cuatro plantas, su superficie es de 150 m2 aproximadamente y está construida con unas 70 chapas metálica de 90 x 190 cm  de acero galvanizado de 2 ó 3 mm de espesor siendo su peso de unos 4.000 Kg. Posteriormente es pintada de negro tanto por la parte delantera como trasera

Plano de la estructura soporte del toro
Este panel está apoyado y soportado por cuatro torres en celosía de ancho variable (más anchas en la base que en la parte superior) formadas por cuatro largueros arriostrados por montantes y diagonales para darle la debida rigidez. Estas torres están situadas detrás de cada una de las patas del animal. Su altura es variable siendo más alta la que corresponde a la cabeza y más bajas las dos traseras que llegan hasta el lomo. Además de estas torres de soporte principal existen anclajes o refuerzos específicos para el rabo, que se ancla al terreno mediante dos cables y para la tercera pata, que queda en posición algo elevada, y que lleva un perfil de soporte anclado independientemente al suelo. Así mismo y para evitar vibraciones debidas al viento los cuernos, las orejas y los testículos llevan una estructura ligera o unos perfiles rigidizadores.

Cada torre se empotra en una zapata de hormigón en masa de 3 x metro en planta y una profundidad mínima de 2 metros.

Las estructuras metálicas y las chapas de la silueta del Toro se fabrican en los talleres de la empresa Félix Tejada e hijos, de El Puerto de Santa María y son montadas por personal de esa empresa.

Café, copa y puro.   Foto:  Ignacio Aguirre
La silueta del toro tiene para mí un pequeño efecto proustiano que me hace retroceder hasta los años de mi juventud en la que, acompañado por los amigos, me tomaba un café y una copa de coñac después de comer, y digo coñac pues aunque lo correcto sea decir brandy, ésta no es palabra de mi gusto y además todavía estoy por ver a alguien que un bar diga; “póngame una copa de brandy” (¡Jesús, que cursilada!)

 Por aquella época de mis años mozos, el coñac se anunciaba en radio y televisión y algunos de sus eslóganes aún permanecen en mi memoria. Recuerdo el “Soberano es cosa de hombres”, la canción de Fundador “Está como nunca el coñac que mejor sabe, chin, pan, pun”, el anuncio de televisión con un caballo que corría por la playa cabalgado por bella jinete mientras se oía “Terry, el de la malla dorada", o los del grupo Osborne; “Un poco de Magno es mucho” y “Veterano tiene eso, eso tiene Veterano” éste último quizás algo enigmático.

Ahora con la edad mi consumo de coñac se ha reducido a solo alguna copa en contadas ocasiones pues ya, ni mi estómago ni mi cabeza me permiten grandes alardes. En su lugar me tomo una copita de Pedro Ximénez (pronúnciese con jota, por favor), de moscatel, de oporto o de algún otro vino dulce. ¡C’est la vie!

El burro y el toro están felices
Y volviendo al cartel con la silueta del toro, me apena ver que de ser una bonita valla comercial haya pasado a convertirse en un icono nacional con los problemas y enfrentamientos que todo símbolo acarrea. Se alardea de él luciéndolo en banderas españolas o se le considera un símbolo de un españolismo opuesto a las nacionalidades, todo según las distintas ideologías de cada uno, pero sin darse cuenta de que el Toro ha sido simplemente un superviviente que ha sabido sortear hábilmente unas trabas administrativas, para seguir siendo lo que siempre fue; una valla publicitaria con o sin rótulo de marca comercial. Y se le defiende o se lucha contra el, se derriba el toro del Bruc, se pinta de naranja el toro de Abadives en Galicia, se le declara bien de interés cultural en Andalucía, se crea un nuevo símbolo, el rucio catalán, para enfrentarse al toro, se hacen pegatinas, del toro y del burro, para ponerlas en la trasera del coche, etc, etc. Sinceramente creo que cornúpetas y asnos se crían por igual, no solo en este país sino en todo el mundo, y pienso que solo una actitud como la que se muestra en el dibujo, en la que un toro y un burro han intercambiado el porrón catalán y el catavinos andaluz para beber abrazados y contentos, puede acabar con tanta tontería.

Pero para tonterías de gran tamaño lo sucedido en Mallorca donde el toro fue pintado con los colores de la bandera gay, (lo que para mi gusto quedo bastante vistoso) y de paso le cortaron los cojones ¡Pero bueno! ¿Es que alguien pensó que los gays están capados? 


Toro en Mallorca

Por favor no convirtamos los toros en bueyes y recordemos los versos de Miguel Hernández

Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto.

Como el toro lo encuentra diminuto 
todo mi corazón desmesurado, 
y del rostro del beso enamorado, 
como el toro a tu amor se lo disputo.

Como el toro me crezco en el castigo, 
la lengua en corazón tengo bañada 
y llevo al cuello un vendaval sonoro.

Como el toro te sigo y te persigo, 
y dejas mi deseo en una espada, 
como el toro burlado, como el toro.

Cartel de Jamón Jamón
Aunque también Bigas Lunas hace, en su película Jamón Jamón, que Javier Bardén arranque de un puñetazo los testículos a otro de estos toros. ¡Dios, que obsesión! ¡Pobres toros!

El recortable que puede descargarse es bastante simple pues consta solo de la silueta del toro, una base y una estructura de soporte.

La silueta del toro está en cuatro versiones:
- La silueta actual totalmente negra.
- Una silueta antigua con el cartel de Veterano en letras blancas
- Una silueda sacada de la página WEB de Osborne con el letrero de Veterano Osborne en letras rojas
- La del toro mejicano con el letrero Magno en letras rojas y Osborne en letras blancas.

La silueta tiene una altura de pezuña a cuerno de 90 mm lo que en escala N equivale a 14,4 m que en la realidad que es poco más o menos lo que miden los toros. No obstante para maquetas de pequeño tamaño recomiendo reducir la altura por lo menos en un 60% para que así la figura del toro no sea el gran protagonista sino solo un elemento más de la decoración. Los que lo quieran a escala H0 deberán ampliarlo hasta la altura que se desee.

Para la base se ha optado por una zapata corrida en lugar de cuatro individuales. Haberlo hecho como es en la realidad solo hubiera añadido complejidad al modelo sin aportarle nada más.

Cuatro siluetas del toro.  Foto: PHM

La estructura soporte está diseñada para ser construida con papel para transparencias cortado y plegado. En la entrada de este Blog dedicada al papel ya señalé que el de transparencias podía utilizarse para construcción de celosías metálicas y este es un ejemplo de ello. Para los que quieran prescindir de esas torres deberán colocar unas escuadras según se explica en las instrucciones.

Se aconseja que los recortables sean realizados por personas mayores de 14 años, o por menores acompañados, por los riesgos que entrañan las tijeras, el cúter y el pegamento, así como por tener piezas de tamaño bastante pequeño que pueden ser tragadas fácilmente.

Y por último agradecería a quienes se descarguen el recortable que me hagan llegar fotos del mismo una vez montado.



DESCARGAS

RECORTABLE TORO                           TOOSB-01-N-A

INSTRUCCIONES DE MONTAJE         TOOSB-01-IN-A


NOTA:  Hay otra entrada con otros cuatro toros diferentes. Ver TORO DE OSBORNE II

2 comentarios :

José Antonio Merino dijo...

Qué bárbaro. Como ya te he puesto en algún foro que compartimos, voy a bajármelo e intentarlo. Cuando lo tenga, te enviaré una foto.

Jubilata dijo...

Gracias Jose Antonio por tus comentarios.

Espero ver la foto que de seguro te quedará bien.