miércoles, 30 de abril de 2014

LA ESTACION DE LOS MOLINOS


Revista nº 189
La revista infantil “Flechas y Pelayos” nació el 11 de Octubre de 1938 fruto de la unión de la revista “Flecha” de Falange Española y de la revista “Pelayos” de la Comunión Tradionalista Carlista. Fue dirigida por fray Justo Pérez de Urbel y constituye un ejemplo del uso del comic como medio de adoctrinamiento al servicio de la ideología dominante en la época de “Por el Imperio hacia Dios”. Terminó su andadura en el año 1949 quizás porque las cosas empezaron a cambiar y no se consideró necesario su continuidad.

Revista del 1 de Octubre de 1939
Su periodicidad fue semanal y el precio en los primeros años era de 25 céntimos subiendo posteriormente hasta 30. En su interior, generalmente en blanco y negro, hay historietas y algunos textos en los que a veces se oculta propaganda franquista. Yo no la conocí pues nací después de que se dejara de publicar y mis tebeos fueron El capitán Trueno, Diego Valor, Hazañas bélicas, el TBO, Roberto Alcazar y Pedrín, Pulgarcito, Supermán, etc, y ni siquiera oí hablar de ella hasta llegar a edad muy adulta. Solo he podido leerla cuando hace pocos meses un amigo me prestó cuatro ejemplares y saqué dos conclusiones; que como en todas las publicaciones hay autores buenos, regulares y malos y que el adoctrinamiento era el usual de esa época y muy similar al de los años 50 y parte de los 60.

Lo que no tienen desperdicio son algunas de sus portadas dedicadas a la mayor gloria del Regimen o de la Falange. En la primera se ven desfilando marcialmente a tres jóvenes flechas vestidos de uniforme y portando las banderas de España, de Falange y la Carlista. La segunda corresponde a ejemplar del 1 de Octubre de 1939 fecha de la entronización de Francisco Franco como Jefe del Estado Español.

Y alguien dirá, ¿Y a qué viene todo esto? ¿Qué tiene que ver esa revista con la estación de los Molinos? Aclarémoslo; “Flechas y Pelayos” incluía en algunos de sus números un recortable y en los ejemplares números 297, 298 y 299 de 1944 se adjuntaban los correspondientes a la estación de Los Molinos. Está firmados por Fernández Vígara como casi todos los que publicó esta revista.

La primera hoja nos muestra la Estación de los Molinos en colores verdes rojos y amarillos con una marquesina provista de reloj, así como una locomotora en color azul y cabina amarilla.

Recortable estación de los Molinos. Hoja 1/3


En la segunda hoja hay un anden a juego con la estación y dos vagones de viajeros de colores amarillos y azules

Recortable estación de los Molinos. Hoja 2/3

La tercera y última hoja contiene un vagón de correos, un paso a nivel, un depósito de aguada y varias señales de tráfico.

Recortable estación de los Molinos. Hoja 3/3

Para imprimirlo aproximadamente en escala N hay que reducir el recortable un 66,7%. Para escala TT se reducirá un 88,9% y para escala H0 habría que ampliarlo un 122,6%.

Aparte de la estación del recortable existen en España otras dos con el mismo nombre. La primera es la estación de Los Molinos también llamada Los Molinos-Guadarrama situada en la línea de Madrid a Segovia cerca ya del límite provincial de Segovia y que forma parte de la línea C-8 de Cercanías Madrid. La estación inaugurada el día 1 de julio de 1888 cuando se puso en servicio el tramo de Villalba a Segovia y hasta la fecha no ha sufrido ningún cambio.

Estación de Los Molinos - Guadarrama  Foto Jpablogg

La otra estación homónima está a 2,5 Km de Murcia pero su nombre fue cambiado, por razones que desconozco, pasando a denominarse Barrio del Peral. El tren hace ya tiempo que no pasa por ella habiéndose levantado las vías y su trazado se ha acondicionado como pasillo verde ferroviario. La estación, que estaba en bastante mal estado de conservación se ha rehabilitado y se va a dedicar a casa de los Boy Scouts.


Estado actual de la Estación de Barrio del Peral


Ni que decir tiene que la estación del recortable no tiene ningún parecido con las dos anteriores pero, que importa; eran recortables para niños de una época en la que quizás nunca vieran las otras dos pues ni había Internet ni Televisión y por supuesto se viajaba muchísimo menos que ahora.



La estación una vez montada presenta un aspecto simpático con vivos colores y un total de seis puertas con los rótulos de Telégrafo, Sala de espera, Jefe, Policía y Equipajes. Vamos, que no se puede pedir más a un edificio tan pequeño.

Recortable armado de la Estación de Los Molinos.    Foto:  PHM

Pero quizás lo mejor de este recortable sea el paso a nivel con la barrera bajada y un coche parado que esperará eternamente a que pase un tren inexistente para poder continuar su viaje.

Recortable armado del paso a nivel.   Foto:  PHM

Para bajarse las tres hojas de los recortables hay pinchar sobre ellas y abrirlas. Después solo hay que guardarlos en nuestro ordenador.

La construcción del recortable no es demasiado complicada y yo lo clasificaría como de 2 sobre 10 exceptuando la locomotora que es algo más dificil.

Se aconseja que los recortables sean realizados por personas mayores de 14 años, o por menores acompañados, por los riesgos que entrañan las tijeras, el cúter y el pegamento.

Y por último agradecería a quienes se lo descarguen me hagan llegar fotos del mismo una vez montado



.

2 comentarios :

mauther papermau dijo...

Más um belo trabalho, Pedro!

Gracias por compartir!

Saludos desde Brazil hasta Espanã.

Mauther

Jubilata dijo...

Mauther, muchas gracias por tu comentario.
Un saludo desde Madrid