domingo, 12 de junio de 2016

LA ESTACION DE SALOU DE IBERTREN


Ibertrén, empresa española que se dedicó a la fabricación de trenes eléctricos en escala N, empezó la comercialización de sus productos en otoño de 1970. Dependía de la empresa juguetera Model-Iber y mantuvo su actividad hasta el año de 1992.

Hay que recordar que en aquel entonces la afición al modelismo ferroviario, los trenes eléctricos que así se llamaban, era muy minoritaria y solo era practicada por personas con alto poder adquisitivo pues todo el material era de importación a unos precios bastante elevados.

Su lanzamiento, que estuvo acompañado de una gran campaña publicitaria, fue un auténtico éxito pues suponía la posibilidad de hacerse con un juguete soñado a unos precios, aunque altos, bastante más económicos. Y durante algunos años fue un auténtico boom; los padres se los regalaban a sus hijos, las mujeres a sus maridos, las novias a sus novios, etc. lo que al final hizo que la afición a este tipo de modelismo acabase cuajando en nuestro país.

Conjunto de la estación de Salou (Ibertren)     Dibujo:   P H M

En un principio el catálogo de Ibertrén estaba formado solo por material móvil (locomotoras, coches y vagones) y material fijo (vías y desvío). Unos pocos años después lanzaron al mercado unos dioramas (que ellos llamaron Iberamas) en los que estaba dibujado el trazado de las vías, la situación de los desvíos, las carreteras, pasos a nivel, viviendas, estaciones, túneles, etc. Solo había que colocar la vía sobre el trazado, conectarla y el tren ya podía circular. Después podía completarse la maqueta con árboles, casitas y demás accesorios lo que de una forma sencilla facilitaba el trabajo a aquellos que carecían de habilidad paisajista.

Dentro de los accesorios para decoración del Iberama había una estación de tren a la que pusieron de nombre SALOU aunque su parecido con la de esa localidad de la costa tarraconense sea mínima, por no decir nula. Se trata de un edificio de dos pisos con planta rectangular dotado de puertas y ventanas en los laterales lado andén y lado calle. El tejado es a cuatro aguas y dispone de una marquesina descentrada con respecto del edificio y de un reloj.

Estación de Salou (Tarragona)     Foto:   P H M 

Esta estación se vendía conjuntamente con algún conjunto formado por locomotora, vagones, vías etc, o bien se comercializaba de forma independiente. En la actualidad todavía pueden encontrarse ejemplares a la venta en buen estado de conservación y a precios razonables, en los mercados de segunda mano para coleccionistas.

De esta estación existieron dos versiones, una con el techo en color rojo imitando el de las tejas y otra en color casi negro que podía asemejarse a la pizarra. También hubo una variante de la estación en la que se mantuvieron sus dimensiones y la disposición de puertas y ventanas, pero se suprimió el piso superior y la marquesina. Creo que la denominaron estación de Málaga, pero no estoy totalmente seguro.

Estación de Salou de Ibertrén

Solo sería a partir de los últimos años de la empresa cuando parecía que Ibertrén deseaba en cierto modo alejarse de ser considerada como juguete para identificarse como marca destinada a hobby adulto. Para ello, potenciaron su presencia en diferentes ferias especializadas, sobre todo las alemanas, con la intención de abrirse mercado en una plaza tan exigente en lo que hace referencia a maquetas ferroviarias.

Desde la desaparición de Ibertrén, existe una encendida y sobretodo, larga polémica por parte de los aficionados a esta marca respecto el paradero actual de los moldes que se utilizaron para la fabricación de las maquetas, soñando tal vez con la posibilidad de que algún día puedan ser de nuevo reutilizados para la confección de reproducciones clásicas.

Según comentaron a la Web rosaspage.com responsables de empresas que actualmente fabrican maquetas de trenes, cuando se plantearon la posibilidad de utilizar de nuevo esos moldes, descubrieron que estaban muy obsoletos, incluso los últimos moldes que Ibertrén encargó realizar.

Desde 1992 hasta la actualidad, la fabricación de maquetas de tren ha variado sustancialmente, existiendo hoy en día unos nuevos estándares de fabricación a la vez que un grado de detalle de la maqueta mucho más perfeccionados que entonces. Incluso el tipo de motorización, con la aparición en escena de sistemas digitales, ha transformado totalmente la fabricación. Así pues, como es lógico, los moldes creados en los años setenta, ochenta y noventa resultan totalmente inapropiados para una fabricación en serie más o menos decente.

Es por esta misma razón que estos fabricantes consultados optaron por empezar su trabajo a partir de cero y bajo unos niveles de calidad muy superiores a los utilizados por Ibertrén y sobretodo enfocándolo hacia un cliente adulto, dejando los antiguos moldes como curiosidad o simples piezas de museo.

Para terminar esta entrada, apuntar que, en el año 2004, una nueva empresa volvería a resucitar el nombre de Ibertrén pero esta vez como empresa dedicada a la construcción de miniaturas de alta calidad destinada a un público adulto, por lo que, a pesar de utilizar la marca Ibertrén, pocas cosas más tienen en común esta nueva empresa con la clásica. En principio comenzó con modelos en escala H0 y a partir de 2008 reanuda la fabricación de elementos en escala N. La sociedad detrás del relanzamiento es "Ibertrén Modelismo S.L.

Vista posterior y anterior de la maqueta de la estación de Salou.    Foto:   P H M
















La maqueta tiene, en escala N, unas dimensiones en planta de 128 por 34 mm y una altura de 55 mm desde el piso del andén. El andén tiene una planta algo mayor que el edificio midiendo 232 por 66 mm con una altura de 8 mm.

El recortable está diseñado con tintas planas para que se asemeje lo más posible al modelo original. Las fachadas son de un color beis claro, el andén de color gris y en la marquesina se han empleado tres tonos de gris para intentar imitar el aspecto de una chapa acanalada. Para el tejado se ha utilizado una textura de teja curva de color rojo.

Este recortable está pensado principalmente para aquellos que posean un Iberama y no tengan la estación original. Por un mínimo coste y un poquito de habilidad se puede tener un modelo prácticamente igual que el original. Bueno, y también sirve para cualquier otra maqueta pues su aspecto, aunque simple, es muy agradable y además está bastante bien proporcionada.

Una versión impresa ha sido publicada en el número 31 de la revista TREN ON LINE con la que colaboro habitualmente.

Como advertencia de tipo general se aconseja que los recortables sean realizados por personas mayores de 14 años, o por menores acompañados, por los riesgos que entrañan las tijeras, el cúter y el pegamento, así como por tener piezas de tamaño bastante pequeño que pueden ser tragadas fácilmente.

Y por último agradecería a quienes se descarguen el recortable que me hagan llegar fotos del mismo una vez montado.

Y también, si consideran interesante el contenido de esta página y el modelo a descargar le parece que tiene suficiente calidad y cumple con sus expectativas, les recuerdo que pueden realizar una pequeña DONACION para ayudar a los gastos de mantenimiento de este blog. El botón de DONAR se encuentra arriba a la derecha.

DESCARGAS

1 comentario :

Unknown dijo...

Muchisimas gracias por compartir